La quietud agitada

 

rothko

 

A Salvador J-D.

 

 

Tenías esa luz que alivia

concedida solo a los dioses,

algo de casa deshabitada, de memoria.

Tu sonrisa sacudía los cristales.

Tu trazo discreto escondido en la cuadrícula

dejaba un temblor en la palabra,

un cruce de alegría infantil y de desastre

llenaba cada cosa que tocabas.

 

Yo me salvé escribiéndote estos versos,

quietud callada, agitada:

letra e imagen.

Anuncios

Un comentario en “La quietud agitada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s